Consejos simples y eficaces para contratar a través de las redes sociales

Formar una gran empresa comienza con la contratación de grandes perfiles, y las redes sociales ofrecen una manera muy eficaz para conectar directamente con los empleados de más alto nivel.

El crecimiento exponencial de los medios de comunicación y las redes sociales ofrece un acceso sin precedentes a un gran número de personas que publican su experiencia profesional y otros datos que los reclutadores buscan.

Quedan lejos los tiempos en los que esperábamos que el talento tropezara fortuitamente con un puesto de trabajo a cubrir. Ahora los medios de comunicación y las redes sociales hacen posible buscar y contactar a los perfiles más eficientes de una forma muy directa.

Te damos aquí algunos consejos para ayudarte a usar los medios con los que contamos de forma efectiva y sin invertir tanto esfuerzo.

1. Empieza donde esté la gente

La clave para contratar a través de las redes sociales es descubrir dónde se encuentran las personas, y especialmente la gente que necesitas para tu negocio.

Examina cuidadosamente las páginas web para hacerte una idea de los perfiles que utilizan cada sitio: grandes páginas y redes sociales y profesionales como LinkedIn y Facebook ofrecen acceso a una extensa base de datos, mientras que la industria enfocada a sitios web y blogs se dirige a un público más concentrado.

Encuentra los sitios que mejor se adapten a tu negocio y crea una cuenta en cada uno de ellos

2. La contratación en línea empieza en tu oficina

«Se trata de construir relaciones en las que puede confiar a la hora de contratar». Para construir tu red en línea, no te olvides de tu principal activo: los empleados con los que ya cuentas.

Todos los empleados de tu empresa pueden ayudar en el desempeño del reclutamiento.

Las recomendaciones internas son una gran manera de encontrar personas de confianza, y para que los empleados ayuden a anunciar las ofertas de empleo en las actualizaciones de su estado en LinkedIn y Facebook. Ensancha su alcance haciendo que lleguen a las personas que no están directamente conectados con tu empresa.

3. Trata a los demás como te gustaría ser tratado a la hora de hacer tu propia red social, prestando ayuda siempre que puedas

Si una empresa está buscando cubrir un puesto o busca asesoramiento en un área de especialización concreta, y tú puedes aportar algo valioso, no dudes a la hora de contribuir.

Haz algo más que simplemente publicar ofertas de trabajos – puedes considerarte uno de los recursos más relevantes a la hora de conseguir el entusiasmo y apoyo de los candidatos cuando lo necesites.

Sé cortés y profesional a lo largo de todo el proceso. Las malas opiniones sobre tu negocio se pueden propagar rápidamente a través de Internet.

4. Calidad vs. Cantidad

Se trata de un estándar que no se deja de debatir en las redes sociales:

¿Es mejor conseguir un gran número de contactos, o cuenta más la calidad de las relaciones que se establece con los ellos?

La respuesta es, sí.

Cuanto más grande sea tu red, mayor es el número de personas a las que puedes llegar.

Pero contar con 50 personas que te conocen te ayudará para que tu búsqueda sea mucho más valiosa que tener a 500 personas, que no recuerdes por qué están ahí.

Amplía tu red, pero hazla crecer de manera orgánica – de lo contrario, podrían confundirte con un spammer.

5. Hazte con LinkedIn

LinkedIn es una red dedicada a perfiles profesionales y ofrece un acceso fácil a la información más relevante de esos perfiles.

Asegúrate de que tu empresa y páginas personales estén actualizadas, y construye tu red a través de la relación con tus compañeros actuales y de esos ex compañeros trabajo que respetas.

LinkedIn es más que un almacén de información – incluye otras características que te permiten establecer relaciones con posibles empleados antes de que tengas la necesidad de contratar:

Grupos:

Únete a cualquier grupo relevante en tu sector empresarial, y presta atención a las conversaciones que se mantienen en esos grupos.

Respuestas:

El sitio permite a la gente hacer preguntas y obtener respuestas de cualquiera que esté en la red. Si tienes información relevante que añadir, hazlo.

Esto ayuda a hacer del sitio un recurso de confianza, y aumenta su exposición a la industria del talento.

6. Los candidatos también te están viendo

Las redes sociales son vías de doble sentido.

Tú estás buscando dónde encontrar a grandes empleados, y los empleados están buscando un gran lugar en el que trabajar.

Asegúrate de que las páginas de tu empresa en Facebook y LinkedIn estén actualizadas, de que sean relevantes y que ofrezcan a los buscadores de empleo una visión real de tu empresa. Lo mismo sucede con el portal corporativo de la empresa.

En lo que se refiere a la contratación, el procedimiento estándar de la publicación de anuncios y la preparación posterior para el aluvión de currículos no funciona igual a la hora de contratar a través de las redes sociales; en vez de eso, se trata de establecer relaciones a las que se pueda recurrir y en las que se pueda confiar a la hora de contratar.

Por último, las redes sociales son una herramienta más para encontrar empleados cualificados, pero no ofrecen una solución completa.

Si publicar en páginas de empleo te funciona, sigue haciéndolo; si una empresa te ofrece siempre el talento que estás buscando, sigue utilizando sus servicios.

La clave está en prestar atención a cuáles son los métodos que ofrecen mejores resultados, e invertir tus esfuerzos en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio